ELSA

ELSA

Elsa me abrió las puertas de su casa en El Rocío para que charlemos sobre la realidad que se vive en el barrio y sus ganas de verlo mejor.

Ella ya no quiere mirar hacia el costado y ver cómo el resto de los municipios crecen mientras Varela queda estancado.

Los varelenses lo tenemos todo para salir adelante. La fuerza para hacerlo está en nuestro interior y tenemos que sacarla, involucrándonos.