JUNTO A LOS VECINOS DE LA SIRENA

JUNTO A LOS VECINOS DE LA SIRENA

En La Sirena los vecinos están cansados de que nadie los escuche ni les dé solución a los problemas del barrio. Me contaron que cada vez que hay tormenta se inundan y viven con miedo a perder todo, que a la noche el barrio es una boca de lobo y que las calles están a la miseria.

Pero ellos no bajan los brazos, están dispuestos a decirle “basta” a la desidia de tantos años y sumarse a la transformación que necesitamos en Varela.