JOSÉ DE INGENIERO ALLAN: “YO NO ME TENGO QUE IR DE VARELA PARA VIVIR MEJOR, QUE SE VAYAN LOS QUE NOS DEJARON COMO ESTAMOS”

JOSÉ DE INGENIERO ALLAN: “YO NO ME TENGO QUE IR DE VARELA PARA VIVIR MEJOR, QUE SE VAYAN LOS QUE NOS DEJARON COMO ESTAMOS”

Esta tarde el concejal Pablo Alaniz y el diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires, Ezequiel Fernández Langan, visitaron a José, un vecino de Ingeniero Allan. Tiene un salón de fiestas y además construye mesas, sillas y otros muebles reciclando pallets.

“Soy un convencido de que en la vida hay que esforzarse para progresar. Las cosas no tienen que venir servidas, hay que trabajar para salir adelante. Yo empecé trabajando para una fábrica arreglando pallets, me las fui rebuscando, construí a pulmón el salón de fiestas que tenemos en casa con mi familia y sigo vendiendo las cosas que hago reciclando madera y pedazos de hierro que voy comprando” contó José durante el encuentro y agregó “duele ver el barrio así, en La Carolina tenemos basurales y el asfalto prácticamente no existe. Muchas personas eligen irse, yo no. Nací acá, es mi lugar Varela, que se vayan los que nos dejaron como estamos”.

El concejal Alaniz, por su parte, expresó que “los vecinos saben cómo venimos viviendo hace años, pero como José, hay miles de varelenses que no se resignan, que saben que todo esto puede cambiar. Recorrimos el salón que levantó con sus propias manos, las sillas y mesas que también hizo él, todo producto de sus ganas de estar mejor. La fuerza de José es la prueba clara de que en Varela tenemos todo para salir adelante. No hay que bajar los brazos”.

Por la mañana Alaniz se reunió con el secretario general de presidencia, Fernando De Andreis, con quien dialogó sobre las principales problemáticas del municipio y la importancia de trabajar en conjunto con el Gobierno Nacional.

 

Alaniz en el Club Defensores de San Rudecindo

Tras haber visitado varias instituciones durante la semana, el concejal recorrió ayer las instalaciones del Club Defensores de San Rudecindo en Bosques, y conversó con Élida y Hugo, responsables del lugar.

“Acá vienen chicos con muchas necesidades y encuentran en el club un lugar que está pensado completamente para ellos”, contó Hugo.