¿Qué pienso?

Cuando visito a los vecinos lo primero que me preguntan es por qué me metí en política. Siempre les cuento que desde chico sentí curiosidad por participar e involucrarme para ayudar al otro.

 

Estoy convencido de que la política tiene que ser una herramienta para transformar las cosas de verdad. Gobernar es escuchar, dialogar y estar cerca. Porque así como los vecinos son los que conocen los problemas de cerca, también son parte de la solución. Y esto es lo que siempre trato de transmitirles a los varelenses: el poder de cambio está en cada uno de nosotros.

En las últimas elecciones del 2017, muchos vecinos cansados del abandono en el que vivimos se animaron a participar y lo que parecía imposible se hizo posible. Nos atrevimos a soñar, y dimos juntos el primer paso para que ese sueño empiece a ser realidad.

 

Acá, en Varela, podemos tener un futuro mejor. Depende de nosotros. No tenemos que resignarnos a que nos gobiernen los mismos de siempre ni a vivir como nos toca. Merecemos mucho más y sé que juntos vamos a lograrlo.